Qué es Dominio caducado

Dominio caducadoDefinición: 

Los dominios caducados, como bien indica su nombre, son dominios que han prescrito. Existen múltiples razones, desde que el titular ya no necesita ese dominio hasta un olvido de pago de la tasa de registro anual.

¿Qué son los dominios caducados?

Los dominios caducados son dominios que han expirado (por diferentes razones). El dominio queda libre de acceso y, por lo tanto, está disponible para volver a ser comprado. Entre los motivos más comunes de la caducidad de un dominio destacan:

  • Descuidos por parte del antiguo propietario a la hora de renovar el dominio.
  • Desaparición de la marca a la que estaba dedicado el dominio, por lo que la existencia de ese nombre carece de sentido.
  • Falta de fondos del ex dueño del dominio.

Dominio caducado y SEO

En el mundo de posicionamiento web es muy común la existencia de dominios expirados; de hecho, la compra de dominios vencidos SEO se utiliza para:

  • Desarrollar páginas web nuevas bajo ese dominio que ya cuenta con backlinks de calidad en su perfil de enlaces.
  • Redirigir todos los backlinks que apuntaban al dominio expirado hacia otro. De esta forma, con una inversión mínima, es posible conseguir una buena cantidad de enlaces hacia el nuevo proyecto web.
  • Crear páginas web automáticas de Amazon afiliados, Adsense…

Ventajas y desventajas del dominio caducado

Entre las ventajas del dominio caducado destacan:

  • Consecución de dominios que cuentan con una cantidad de enlaces externos dofollow.
  • Obtención de dominios con cierta antigüedad que tienen una preferencia para Google.
  • Elusión del sandbox que todo dominio creado tiene que sufrir en Internet.
  • Agilización del rankeo de keywords de un nuevo proyecto montado sobre un dominio caducado.

Sin embargo, también presenta ciertas desventajas. Las principales son:

  • Posibilidad de una penalización si Google detecta el uso de esta técnica.
  • Pérdida de dinero en caso de una mala elección del dominio caducado. Por ejemplo, en el caso de adquirir un dominio vetado por Google.
  • Competencia, pues cada vez son más las personas que buscan un dominio caducado.
  • Problemas de redirección de dominios expirados hacia otros dominios para traspasar su autoridad.
  • Dificultad para determinar la caducidad de un dominio. En este caso, el método más sencillo para averiguarlo es acudir al WhoIs del mismo.