Rebote Blando

rebote blando

Definición:

El rebote blando o “soft bounce” es un término utilizado en campañas de email marketing y hace referencia a todos los mensajes enviados por correo electrónico que no han podido llegar a su destino debido a un problema temporal con una dirección de email válida.

Razones por las que se puede producir un rebote blando

Existen muchas razones por las que una campaña de email marketing puede sufrir un rebote suave. Principalmente suele ser por un error o con la bandeja de entrada o con el servidor del receptor.

Enumeramos algunas de los supuestos más habituales para que se produzca un rebote blando:

  • El buzón está lleno.
  • El buzón no está configurado de forma correcta.
  • El buzón está inactivo.
  • El servidor de correo electrónico del destinatario se ha caído o está fuera de línea.
  • El servidor de correo electrónico del destinatario ha recibido demasiados correos electrónicos durante un período de tiempo.
  • El mensaje de correo electrónico es demasiado grande para ser enviado.
  • El nombre de dominio no existe.
  • El mensaje de correo electrónico se ha bloqueado por culpa del contenido.
  • El mensaje de correo electrónico no cumple con las políticas del servidor del destinatario.
  • El mensaje de correo electrónico no cumple con la normativa anti-spam del servidor destinatario.
  • El mensaje de correo electrónico no cumple con los requisitos de envío del servidor del destinatario.
  • El correo electrónico no se puede transmitir entre los servidores de correo.
  • El correo electrónico no se puede transmitir por razones desconocidas

¿Qué sucede después?

Cuando se produce un rebote blando pueden pasar varias cosas:

  • Los envíos llegarán con retraso a la bandeja de entrada del receptor, una vez se haya solucionado el problema.
  • Si el problema persiste después de 72 horas, los envíos volverán al emisor de los emails. Esto es lo que se conoce como un rebote duro.

Términos relacionados:

Ir arriba