Qué es Buyer persona

Buyer Persona

Definición:

Un buyer persona es un arquetipo, un modelo o representación basado en la investigación de qué son los compradores, lo que están tratando de lograr, cuáles son los objetivos impulsan su comportamiento, cómo piensan, cómo compran y por qué toman decisiones de compra. En el mundo online, ahora también puede incluirse dónde compran, así como cuándo los compradores deciden comprar.

La metodología de Buyer Persona

La metodología de Buyer Persona es fundamental para toda estrategia de marketing exitosa. Su propósito es comprender a fondo la base de clientes existente y potencial, y a partir de ella crear perfiles detallados y precisos de los diferentes tipos de compradores. De esta manera, se pueden identificar los principales puntos débiles de cada buyer persona y adaptar la estrategia de marketing para llegar a ellos de manera efectiva.

Este conocimiento útil está destinado a informar para tomar las decisiones sobre las estrategias de marketing digital y ventas.

Tipos de Buyer Persona

Existen varios tipos de Buyer Persona que pueden ser desarrollados según las necesidades de cada empresa. Unos de los más comunes son:

  1. Buyer Persona primario: Es aquel que representa al cliente ideal. Se trata del comprador que cuenta con las características demográficas, comportamientos, motivaciones y objetivos que se buscan en un cliente ideal.
  2. Buyer Persona secundario: Representa a aquellos clientes que no tienen todas las características del comprador ideal, pero que son una oportunidad importante para la empresa. Este tipo de cliente puede tener un gran valor a largo plazo, por lo que es fundamental desarrollar una estrategia para llegar a ellos.
  3. Buyer Persona negativo: Este tipo de comprador es aquel que no se considera un objetivo para la empresa, ya sea por sus características demográficas, por su comportamiento o por alguna otra razón. Sin embargo, es importante entender las razones por las cuales no son un objetivo, para poder enfocarse en los compradores que sí lo son.

Es importante destacar que cada Buyer Persona debe ser explorado a fondo para comprender sus necesidades, deseos y comportamientos. Además, cada comprador puede ser influenciado por diferentes factores, lo que hace que sea fundamental contar con perfiles detallados de cada tipo de comprador.

Por ello, es importante realizar investigaciones continuas y actualizaciones periódicas de los perfiles de Buyer Persona, para garantizar que la estrategia de marketing se adapte a los cambios en el mercado y a las nuevas oportunidades que pueden surgir. De esta manera, se pueden diseñar estrategias efectivas que lleguen a cada tipo de comprador de manera precisa y lograr así el éxito en la comercialización de productos y servicios.

Cómo definir un Buyer Persona

A continuación, se presenta una descripción general de los pasos para identificar y crear buyer personas en un negocio:

  1. Determinar quiénes son los clientes objetivo: Identificar el tipo de personas o empresas que se beneficiarían de los productos o servicios ofrecidos. Se deben tener en cuenta factores demográficos, geográficos y psicográficos que puedan influir en la base de clientes.
  2. Recopilar datos sobre los clientes actuales y potenciales: Utilizar encuestas, estudios de mercado, análisis de redes sociales y datos de ventas para obtener información sobre las características y comportamientos de los clientes.
  3. Analizar los datos de los clientes para encontrar patrones y similitudes: Examinar los datos recopilados y buscar tendencias comunes, como características demográficas, necesidades y comportamientos de compra.
  4. Crear un perfil del comprador que incluya datos demográficos, comportamientos, motivaciones y objetivos: Combinar la información obtenida en los pasos anteriores para crear un perfil detallado de cada tipo de cliente. Esto debe incluir edad, género, ingresos, educación, intereses, comportamientos de compra, metas y desafíos.
  5. Identificar los principales puntos débiles de cada buyer persona: Determinar las dificultades y problemas específicos que enfrenta cada perfil de comprador. Estos puntos débiles pueden ayudar a informar la estrategia de marketing y a desarrollar soluciones que aborden las necesidades de los clientes.
  6. Validar el perfil del comprador mediante grupos de discusión o entrevistas: Ponerse en contacto con clientes actuales o potenciales que encajen en cada perfil para obtener retroalimentación y validar suposiciones. Esto puede ayudar a garantizar que los perfiles sean precisos y estén basados en datos reales.
  7. Perfeccionar los perfiles según sea necesario (por ejemplo, ajustando detalles): Utilizar los comentarios y la información adicional recopilada a través de la validación para ajustar y mejorar las buyer personas. Se deben actualizar y revisar regularmente estos perfiles para garantizar que sigan siendo relevantes y precisos a medida que cambian las condiciones del mercado y las necesidades de los clientes.

 

Términos relacionados