Omnicanal

OmincanalDefinición:

Omnicanal es un conjunto de estrategias llevadas a cabo por una empresa o persona que utilizan todos los canales de comunicación, tanto físicos como online para transmitir un mensaje a sus clientes, o potenciales clientes, poniendo a este en el centro de su negocio.

Por lo tanto, la estrategia omnicanal se basa en integrar múltiples canales de comunicación, que construyen una experiencia del usuario óptima.

Hasta hace unos años, un cliente que quería comprar una aspiradora iba directamente a la tienda física a comprarla. Ahora, la mayoría de estas personas se informan antes a través de múltiples canales que van desde opiniones de conocidos hasta leer reviews en webs acerca de las diferentes opciones a la hora de elegir una aspiradora, entre las que destacan precio, durabilidad, funcionalidades o calidad del producto.

Este hecho “obliga” a las empresas, y a cualquier persona que quiera vender algo, a centrarse en el cliente y aportarle valor con independencia del canal por el que haya llegado.

Es este punto donde la omnicanalidad se diferencia de la multicanalidad.

Diferencias entre omnicanal y multicanal

La estrategia multicanal se centra en llegar a los clientes utilizando diferentes medios como puede ser internet, una revista, mail o valla publicitaria. Pero esto no consigue crear una imagen homogénea de los servicios o productos que vende la empresa ya que siguen una estrategia diferente según el medio.

En cambio, la estrategia omnicanal se centra, como hemos dicho, en crear una mejor experiencia final en el cliente para intentar fidelizar al mismo. Esto lo consigue de distintas formas, entre ellas:

  • Crea las mismas promociones para los diferentes canales
  • Utiliza una interfaz web homogénea con independencia del dispositivo usado para acceder
  • Da la posibilidad de comprar el producto de forma online e ir a recogerlo a la tienda

¿La estrategia omnicanal es la mejor?

Llegados a este punto, no queda duda de que la estrategia omnicanal es mejor que la multicanal. Ahora bien, antes de empezar a usar esta nueva estrategia tienes que ver si tu empresa está preparada para ello ya que la omnicanalidad implica que los diferentes canales por los que vendes se relacionen entre sí, dando mayor número de opciones al cliente para que compre tu producto.

Si tu presupuesto es reducido o los cambios que tienes que hacer son demasiado grandes, quizá no te convenga entrar de lleno en la estrategia omnicanal y puedas ir haciendo el cambio poco a poco.

Ir arriba