Qué es Eyetracking

EyetrackingDefinición: 

El eyetracking se traduce como seguimiento ocular y  es una solución tecnológica que se basa en el movimiento ocular de las personas con la finalidad de extraer información. 

¿Qué es el eyetracking?

El eyetracking es una técnica  que se engloba del neuromarketing basado en seguir los patrones de movimiento de ojo de los consumidores que se encuentran delante de una pantalla y registrar su comportamiento. Permite saber cómo el usuario interactúa en una plataforma y bajo unos estímulos.

Todo ello se realiza a través de los Eye Trackers, se trata de una especie de monitores que usan rayos infrarrojos para observar el comportamiento visual de un usuario: dónde mira,  cuál es el movimiento de los ojos, el número de parpadeos, la dilatación de la pupila, etcétera. En resumen, permite conocer con precisión dónde está mirando.

¿Para qué nos sirve esta información?

Con el Eye Tracking se puede registrar, entre otras cosas:

  • Qué está mirando una persona.
  • Qué llama la atención de un usuario en un determinado entorno digital.
  • Qué recorrido visual hace para ir de un punto a otro.
  • Cuánto tiempo destina a la observación de cada elemento de un entorno digital.
  • Si unos determinados estímulos visuales están cumpliendo su efecto.
  • Qué elementos visuales están siendo ignorados por el usuario.
  • Qué elementos generan confusión en el usuario.
  • Información relacionada, como intencionalidad o estado de ánimo de un usuario.

Una vez obtenido todo estos datos, a través de la monitorización, se deben convertir para ofrecer información de valor. Puede servir como una forma de optimizar una app, una web, una e-commerce o una red social a partir del análisis de esos registros. De esta forma nos puede servir para:

  • Donde debemos colocar un contenido relevante dentro de una plataforma
  • Saber si es sencillo o no para un usuario navegar por la web. Si encuentra fácilmente la información, los botones, etcétera.
  • Perfeccionar la experiencia de un usuario con el entorno digital. Se puede mejorar desde la usabilidad, dirigir al usuario a los contenidos, incrementar la conversión, etc…